La fe mueve polémicas: el caso de la gruta de la Virgen de Macas

Por Redacción La Historia
23 noviembre, 2020

En la cuestión de sanación…¿cómo te diría? Celebraciones donde se ponía medicinas, después se hacían los baños también…todas esas cosas se fueron haciendo de una forma gradual, de acuerdo a lo que nos iba pidiendo también».

 

-¿La gente iba requiriendo todo eso?, pregunta el periodista.

 

-No. De acuerdo a a como nos iba pidiendo quien está al frente. Y a fin de cuentas quien está al frente es la Virgen.

 

https://twitter.com/lahistoriaec/status/1331004517282959362?s=20

El sacerdote Edwin Jaramillo Jara -Macabeo como se les dice a quienes han nacido en Macas, la capital de Morona Santiago- da testimonio para quien quiera escucharlo, de cómo la Virgen María se ha comunicado con él y un grupo de fieles devotos, para darles instrucciones precisas de cómo tenía que avanzar la construcción de los caminos y obras necesarias para llegar a la Gruta y Ermita de la Purísima de Macas. Un sitio al que en los últimos seis años han llegado miles de creyentes esperanzados en las historias cada vez más frecuentes de sanación física y espiritual que cuentan muchos de los que por aquí pasaron y se fueron, dicen ellos, transformados. Curados en cuerpo y alma.

Las peregrinaciones fueron adquiriendo cada vez más notoriedad y el sacerdote Edwin Jaramillo Jara, al frente de la parroquia Sevilla Don Bosco, es uno de los responsables. Él lideró el proceso de las mejoras hechas para recibir en mejores condiciones a los feligreses. Y con el paso del tiempo, a más de las misas comenzaron a darse también las jornadas de Sanación. Entonces los testimonios de personas que contaban sus milagrosas mejorías comenzaron a multiplicarse.

Como suele ocurrir en las cuestiones de fe, casi simultáneamente también comenzaron a surgir las críticas. Sobre todo porque las ofrendas económicas se cruzaron en las jornadas de oraciones e inclusive ciertas medicinas se vendían en el mismo lugar de la peregrinación. Al frente de estas actividades estaba el sacerdote Jaramillo, acompañado de una mujer conocida como la Hermana Herminia. «Para los creyentes, el padre Edwin y la hermana Herminia serían los intermediarios divinos, quienes han sido escogidos para que ayuden a todas las personas que sufran dolencias físicas y también espirituales», explica el periodista de Macas, Wilson Cabrera.

El Vicariato Apostólico de Méndez no se unió al fervor de los peregrinos y comenzó una investigación sobre lo que estaba ocurriendo en la Gruta de la Virgen. Y ya desde el año pasado, las autoridades eclesiásticas dispusieron el traslado del religioso a Machala, decisión a la que los feligreses que acudían a la Gruta se opusieron y que Jaramillo no acató.

Eso hasta que el Monseñor Néstor Vidal Montesdeoca, Obispo de Macas y Vicario Apostólico de Méndez emitió hace tres días el decreto prohibiendo el ejercicio del sacerdocio a Edwin Jaramillo en este territorio, por tiempo indefinido. Y las causas que expuso el Obispo fueron variadas: desde el manejo de los donativos, limosnas y ofrendas de los peregrinos y «ciertas dudas» sobre su voto de castidad. Jaramillo en una reciente entrevista explicó que la mayoría de donaciones fueron en especie como manos de obra, sacos de cemento, materiales de construcción y la obra hecha está visible: «¿Y cómo se rinde cuentas de eso?», se preguntó.

 

El padre Edwin y Herminia Cesén, mencionada como «médium» por el Obispo, protagonista en los procesos de curación por los que acuden feligreses a la Gruta de la Virgen de Macas. «Yo sí la veo, me habla la mamita Virgen y obedecemos lo que ella nos ordena», dijo la mujer la noche del 23 de noviembre en Macas News.

Y otro tema en conflicto es la participación en los procesos de sanación de una «médium», conocida como la hermana Herminia, una seglar que acompañaba al padre Edwin y a quien el Obispo no le da crédito a las curaciones que protagonizaba. El tratamiento médico, sostiene el Obispo, incluía el uso de medicinas alternativas que eran vendidas en el mismo lugar de la Gruta por personas allegadas al sacerdote.

«Seguiremos haciendo la misión que tenemos, la que Dios me escogió y que es ayudar a la gente donde quiera que esté», dijo el sacerdote sancionado en el programa del medio digital Macas News, este 23 de noviembre.